tdhaLa atención es un proceso complejo, relacionado con actividades como seleccionar información relevante sobre lo irrelevante, mantener la atención de forma constante durante un tiempo prolongado o realizar una actividad evitando distractores. El déficit de atención no implica una incapacidad total para mantener la atención, el alumno con TDAH puede atender como cualquier otro en determinadas circunstancias, pero a costa de una fatiga mucho mayor. Su falta de atención no es incompatible con cierto éxito en tareas de este tipo cuando: 

  • Su motivación es muy elevada.
  • Compensa con un nivel elevado de capacidad y buenas estrategias.
  • Se encuentra enfocado o redirigido en una actividad.

Los niños con TDAH pueden tener mucha dificultad en la atención en situaciones en las que la estimulación es lenta y monótona. Mantener la atención en situaciones de este tipo les produce una fatiga mayor que a los demás alumnos, reflejándose en:

  • Buen rendimiento inicial seguido del abandono de la tarea.
  • Rendimiento inconstante (conecta y desconecta en la tarea).
  • Una dedicación prolongada pero con múltiples errores producto de la fatiga.
  • Trabajo adecuado pero extremadamente lento.
  • Para seguir leyendo el artículo, FUNDACIÓN CADAH